Actividades, Cultura

Ruta de la Independencia

¡Recorre la ruta que nos hizo libres!

Te invitamos a hacer el plan más mexicano para celebrar 210 años de nuestra Independencia. Desde la Ciudad de México, Guadalajara o incluso desde Monterrey, disfruta de un viaje inolvidable por carretera con la familia o amigos. 

Vibra con nuestra Historia y sigue los pasos de Miguel Hidalgo y Costilla, Padre de la Patria, por cuatro destinos guanajuatenses icónicos de la Ruta Independentista: Dolores Hidalgo, Atotonilco–San Miguel de Allende, Celaya y Guanajuato capital.

¡Anímate! Apoyemos el turismo nacional, toma las precauciones necesarias y arma tu plan. Aquí te decimos cómo. 

Descubre la Ruta de la Independencia

  • Si tienes oportunidad, inicia la Ruta en Dolores Hidalgo.
  • De Dolores Hidalgo continúa en Atotonilco: 30-40 minutos.
  • De Atotonilco ve a San Miguel de Allende: 20-30 minutos.
  • De San Miguel Allende ahora visita Celaya: 1 hora.
  • Desde Celaya termina la Ruta en Guanajuato: 1 hora y media. 

¡Anímate! Apoyemos el turismo nacional, toma las precauciones necesarias y arma tu plan. Aquí te decimos cómo. 

Desde la Ciudad de México

¡Celaya te espera! Trayecto de 3.5 a 4 horas en carretera

Desde Guadalajara

¡Guanajuato capital te espera! Trayecto de 3 a 3.5 horas en carretera.

Desde Monterrey

¡Dolores Hidalgo te espera! Trayecto de 7.5 a 8 horas en carretera.

Dolores Hidalgo:
Cuna de la Independencia

Museo de la Independencia Antigua Cárcel
Punto de partida obligatorio, el lugar en donde todo comenzó para el México independiente. Dolores Hidalgo es más que un Pueblo Mágico, es gesta de lucha y cuna de la Independencia de nuestro país. 

Dolores Hidalgo es más que un Pueblo Mágico, es gesta de lucha y cuna de la Independencia de nuestro país. Desde el atrio principal de la parroquia de Nuestra Señora de Dolores, el cura Miguel Hidalgo y Costilla hizo un llamado histórico: apeló a la sed de libertad del pueblo que, con heroísmo, se levantó en armas por un reclamo justo. La Independencia de México tiene su estallido en este pequeño municipio que adquirió gran importancia y simbolismo. Aquí, tras el grito por la independencia, el primer Estado Mayor del Ejército insurgente se cuadró en la Hacienda de la Erre ante quien se convertiría en el Padre de la Patria. 

No te pierdas

Ya que estás aquí

No dejes de probar

Si planeas quedarte a dormir

Para dar el grito

Atotonilco:
Santuario histórico

Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco
Luego de dar el grito por la Independencia de México, Miguel Hidalgo y Costilla se trasladó con la insurgencia hacia San Miguel de Allende. Pero antes, el contingente realizó una parada muy simbólica en el santuario de Atotonilco. 

Ahí, el Padre de la Patria tomó como estandarte una imagen de la Virgen de Guadalupe, bandera que serviría de unión mexicana y motivaría a más hombres y mujeres a unirse a la lucha independentista. 

San Miguel de Allende:
Patrimonio de la Humanidad

Parroquia de San Miguel Arcángel
En San Miguel, la dirigencia del movimiento declaro a éste como el primer ayuntamiento libre de México. Por su cercanía e importancia inicial, Atotonilco y San Miguel de Allende son dos lugares que debes visitar en la Ruta de Independencia. 

No te pierdas

Ya que estás aquí

Para saciar el hambre

Si planeas quedarte a dormir

Para dar el grito

Celaya:
La Puerta de Oro

Columna de la Independencia
«La Puerta de Oro del Bajío» recibió al movimiento independentista sin resistencia alguna el 21 de septiembre de 1810. No sólo eso, fueron recibidos con tal apoyo que un gran número de celayenses se adhirieron para incrementar el número de la insurgencia. 

En Celaya el movimiento se reagrupó: Miguel Hidalgo fue nombrado Capitán General del Ejército Insurgente, como Teniente General se nombró a Ignacio Allende. Actualmente la ciudad es un pilar importante de la economía estatal y nacional, con un gran auge de desarrollo industrial, agrícola, ganadero y comercial. 

No te pierdas

Ya que estas aquí

No dejes de probar

Si planeas quedarte a dormir

Para dar el grito

Guanajuato:
Callejones de Historia

Columna de la Independencia
El 28 de septiembre de 1810, la insurgencia comandada por Miguel Hidalgo e Ignacio Allende se apunta una victoria importante: la Toma de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato. 

El movimiento por la Independencia iba ganando apoyo popular en cada sitio, por lo que al llegar a Guanajuato la insurgencia superaba por mucho al ejército realista español. Esta fue la primer gran victoria del Ejército Insurgente, una victoria no sólo bélica sino cultural, pues Guanajuato se convertiría en el espejo de la reciente nación mexicana independiente: Guanajuato fue nombrada por la UNESCO en 1988 como Patrimonio Cultural de la Humanidad, una ciudad en donde el sincretismo es palpable y en donde «lo mexicano» se expresa entre sus calles empedradas, sus colores, sonidos y edificios históricos. 

No te pierdas

Ya que estás aquí

No dejes de probar

Si planeas quedarte a dormir

Para dar el grito